Arkham Horror 3ª Edición vs 2ª Edición

arkham-horror-vs

¡Hola majos!

Bien es sabido que Arkham Horror 2ª Ed. es nuestro juego favorito. Aquel juego que por 2014 nos dejó enganchados a los juegos de mesa. Este juego es, y parece que seguirá siendo por mucha reedición que saquen, la piedra angular de nuestra ludoteca.

Con esto ya os podéis hacer una idea de cuál de los dos nos parece mejor, pero esto es nuestra opinión personal, así que vamos a sacar a la palestra las carencias y virtudes de estos dos juegos para que, finalmente, seáis vosotros los que decidáis. Comienza la batalla:

Arkham Horror 2ª Edición

Arkham 2 (vamos a abreviar) es un juego con un objetivo claro: cerrar portales dimensionales. Podemos jugar a cerrarlos, o sellarlos (normalmente lo óptimo) o, si la cosa no va bien y el primigenio despierta, enfrentarnos a él directamente. Pese a tener nuestro objetivo tan claro, cada partida es un mundo y debemos adaptarnos ronda tras ronda a la situación actual del tablero.

La elección del primigenio, personajes y la aleatoriedad del juego en general, hacen de cada partida una historia muy diferente. Eso sí, no hay una texto narrativo que nos vaya introduciendo en la historia. El punto de partida es idéntico con cada primigenio: baraja cada mazo de cartas, coloca las fichas de pista iniciales en las localizaciones indicadas en el tablero y resuelve la primera carta de mitos. El mundo se va a ir a la porra; apáñatelas.

A partir de aquí nos metemos a jugar una especie de mundo abierto en el que tenemos cierta sensación de libertad de hacer los que nos dé la gana. Consigue dinero, ve a comprar armas y objetos en sus tiendas, consigue pistas, ve a bendecirte a la iglesia, hazte comisario, miembro de una logia chunga, endéudate hasta las trancas con el banco, busca compañeros en una pensión de mala muerte y toda una serie de encuentros aleatorios en localizaciones y otros mundos. En esos encuentros que, en un principio, no pasan de ser una mecánica más del juego, vas conociendo, partida a partida a los personajes que pueblan Arkham y sabemos que en la Iglesia tenemos al padre Michael o que en la plaza de la independencia los gitanos pueden hacernos pasar un mal rato.

Muchas mecánicas, muy aparatoso todo y puede que en muchas ocasiones innecesario, pero eso hace que nuestra querida ciudad de Arkham vaya cobrando vida y que te veas inmerso en una ciudad tan aterradora como fascinante.

Arkham Horror 3ª Edición

Arkham 3. Aquí la cosa cambia. Cada primigenio es realmente un escenario en el que hay que configurar cada mazo, las pistas iniciales, perdición e, incluso, el tablero. Al ser éste modular, perdemos clásico mapa de la ciudad y no visitaremos los mismos barrios disponibles en cada partida. Un tablero más reducido y funcional eso sí, pero perdemos la sensación de mundo abierto de la anterior versión.

Aquí lo que prima (al igual que ocurría en Eldritch Horror) no son nuestros personajes, sino la historia que se crea con el primigenio y las cartas de códex nos proporcionará la parte narrativa de la que carecía Arkham 2. Esto hace que la historia sea mucho más inmersiva aunque perderemos aprecio por nuestros personajes; morir aquí es mucho más fácil. Lo más interesante de este Arkham es que no sólo se trata de cerrar portales, ya que tendremos que cumplir varios objetivos durante la partida, y es que ni siquiera sabemos qué tenemos que hacer. A medida que vayamos jugando nos irán apareciendo los objetivos que tenemos que cumplir y todo mientras te cuentan una historia.

Evidentemente sabemos que ganar pistas es bueno y aumentar la perdición es malo, pero no conocemos nuestros objetivos. Por un lado la experiencia es absolutamente fascinante e inmersiva y la sensación de investigación es muy alta. Por otro lado la rejugabilidad se verá afectada ya que una segunda partida al mismo escenario en un corto espacio de tiempo no tiene mucho sentido si ya conocemos la historia.

En ésta nueva edición, a parte de tener un concepto de juego muy distinto a la anterior versión, han pulido mecánicas. Unas muy de agradecer, como todo lo referente a los monstruos. En Arkham 2 la batalla con los monstruos era a muerte: o acababas con él, o intentabas huir o él acababa contigo. Esto provocaba que muchas veces quedaras atrapado en una localización al no atreverte a cruzarte con él (con el consiguiente aburrimiento del jugador que pasaba turnos sin poder hacer nada). En Arkham 3, a parte de simplificar el combate, han incluido la posibilidad de dejar herido el monstruo y debilitarlo turno tras turno hasta acabar con él. Incluso puede venir otro investigador a ayudarte. Mucho más lógico y dinámico.

Sin embargo otras las han simplificado demasiado. Conseguir 1$ simplemente gastando una acción resulta anticlimático y que para comprar un objeto debas tener la suerte de tener el encuentro apropiado que te permita adquirirlo no resulta óptimo. El mayor “recorte” se lo ha llevado la fase de mantenimiento. Aquí no tendremos que mover los reguladores para adaptar a nuestros personajes a la situación actual del tablero (mecánica muy interesante aunque ralentizara la partida), aquí contamos con nuestros atributos fijos y podremos mejorarlos con una acción. Más simple pero menos entretenido.

Conclusiones

Y muchas otras cosas que han cambiado que hacen de este Arkham Horror 3ª edición un juego más simple y directo, que no ha reducido su duración de partida y que lo convierte, para bien o para mal en un juego muy distinto al 2ª Ed. Por un lado es estupendo porque pueden convivir ambos en la estantería, pero por otro lado lo desvirtúa tanto que no es Arkham , es una mezcla de Arkham Horror LCG y Eldritch Horror. Como bien dice Marta, parece más una 2ª edición de Eldritch Horror que de Arkham Horror. Y si ya tenemos todos estos juegos (más el Símbolo Arcano, Las Mansiones de la Locura, etc…) se nos hace un poco innecesario esta nueva edición. Y ojo que no es un mal juego, todo lo contrario. Con las pocas partidas que hemos jugado nos parece un juego de mesa muy divertido y esperando ver las imprescindibles expansiones para ver hasta dónde puede llegar.

Así que, después de este rollo que acabo de soltar, nuestro veredicto final es, que pese a todas las carencias, complejidad (ese manual infernal), paso de los años que se le empieza a notar, Arkham Horror 2 nos sigue fascinando y aún le quedan muchas partidas. Seguirá estando en lo más alto de nuestro top de juegos cooperativos.

Arkham Horror 3ª edición es nuevo, diferente y con mucho potencial, pero es víctima de los tiempos que corren y de la simplificación de reglas para atraer a más público. Gustará más a unos que a otros y para gustos, los colores.

¡Cthulhu fhtagn, majos!

 

Port Relacionados

% Comentarios (11)

Muy de acuerdo con vuetra reseña.

Un saludo.

Bueno, me ha parecido un magnífico análisis de ambos juegos. Nosotros disfrutamos mucho con Eldritch y 3 expansiones de caja pequeña que nos hemos ido comprando. Pero de Arkham LCG me tuve que deshacer porque nos parecía muy engorroso preparar las partidas, al final no encontraba con quién jugarlo. Siempre he tenido ganas de probar el Arkham de tablero, pero si con esta edición se pierde tanto la esencia original… no sé, habrá que esperar a que salga para decidirse. Muchas gracias por vuestro análisis y un saludo

Muchas gracias Pura 😉

Yo soy ante todo rolero y los juegos de tablero que más me gustan son los más narrativos, por eso adoro el Arkham 2ª. Nosotros jugamos totalmente metidos en la historia, llevando al pj, atendiendo todos a los encuentros de los demás y sin estrategias aburridas del tipo de “me quedo en la tienda de magia hasta que salga un símblo arcano”. Eldritch me gustó bastante también, pero perdió atmosfera y al final la partida se eternizaba con los múltiples estados y la retribución. Pero el problema lo veo más en la estrategia comercial de FFG. Los juegos de hace años: Arkham, Runebound, Descent… Eran completísimos, venían cientos de personajes, de enemigos y de todo y solo con la caja básica tenías para jugar una enorme temporada. Ahora los juegos vienen capados y sin expansiones no haces nada. A lo que se le suma lo de sacar los persnajes “chulos” en las expansiones y dejar los sosos en la básica (como en Eldritch). Que es un modelo de negocio que en épocas de auge funciona, pero cuando la cosa empiece a bajar va a ser ruinoso.
Así que éste me lo pillaré seguramente, pero no iré a por todas las expansiones como en la edición anterior.

Nosotros caeremos en alguna expansión. Normalmente la primera que sacan suele ser la más indispensable. Es cierto que con los juegos de antes tenías juego para rato. El negocio ha cambiado bastante en este sentido por desgracia pero, al final, todos picamos.

Un saludo Arturo

¿Y si nunca he jugado uno? Eldritch o este?

A nosotros nos gusta más Arkham

Arkham= Arkham 2 (no hay otro, amigo)

Yo sé todo esto, pero NO ME LO DIGAS! porque igualmente me lo voy a tener que comprar TODO! y me voy a sentir peor… OMG what have I done!
CULTISTAS ANÓNIMOS

Por mi parte, y leída la comparativa, me falta jugarlo para dar una opinión contrastada. Pero todo lo que he leído y visto por la red, más lo que leo ahora, no hacen más que confirmar mis sospechas.
Con esta tercera edición estamos ante un buen juego pero que ya habremos catado si hemos probado Eldritch o Arkham LCG.
En mi caso, habiendo jugado a Eldritch y Símbolo Arcano, huyendo de de LCGs, teniendo en casa Arkham (el genuino) y Mansiones… no me veo con este nuevo reciclado en casa. Si alguien de mi entorno, lo compra, lo probaré, por supesto. Pero n es un juego que haya creado en mí unas expectativas muy altas que digamos.
Lo que si haré es ver si puedo aplicar alguna de las nuevas reglas de esta nueva edición a la anterior.

Leave a comment

Uso de cookies

Utilizamos cookies de terceros para el análisis anónimo de la navegación. Si continúas navegando, aceptas el uso de cookies. Más información sobre cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies