Eldritch Horror – Reseña. Perdemos la cordura.

[quote title=”Title” Text=”Ph´nglui mglw´nafh Cthulhu R´lyeh wgah´nagl fhtagn” name_sub=”En la Ciudad de R´lyeh, el difunto Cthulhu, espera soñando.”]
Tras estas bonitas palabras introductorias, dejemos las cosas claras: vamos a comparar Eldritch Horror con Arkham Horror, ¿por qué? porque si en la portada de la caja pone que está inspirado en Arkham Horror, las comparaciones entonces son obligatorias. Pero intentaremos olvidarnos por un momento de Arkham y vamos a ver qué nos ofrece Eldritch Horror.
Es un juego de mesa de 1 a 8 jugadores (8 me parece demasiado, 3 o 4 es lo ideal) cooperativo, en el que los monstruos primigenios creados por H.P. Lovecraft, unos seres monstruosos y mas antiguos que el mear de pié, intentan entrar en nuestro mundo para acabar con todo. Nosotros encarnaremos a unos investigadores que, a través de sus viajes por el mundo, intentarán frustrar los planes de los bichos estos. Y vosotros diréis: “les tiramos un zambombazo termo-nuclear que se caga la perra”, pues no queridos niños, porque estamos en 1926 y no había whatsapp, así que nuestros personajes se las tendrán que apañar con objetos de la época y, también, con hechizos y objetos mágicos.
Tiene unos componentes bonitos, y de buena calidad (bueno, las cartas son un poco delgaduchas y los dados feuchos) y las mecánicas, pese a perecer que son muchas, no son tantas y se entienden con relativa facilidad. Además el manual, como la guía de referencia, están muy bien explicados.
Eldritch Horror detalle tablero
De Eldritch Horror lo que más mola es que, dependiendo del primigenio al que nos vayamos a enfrentar, se configuraran los mazos de cartas, de tal forma que la historia que se va contando a medida que vamos leyendo cartas, está totalmente tematizada con la idiosincrasia de ese primigenio. Se podría jugar perfectamente pasando de leer las historias de los personajes, las cartas etc., pero te perderías ese valor añadido que resulta indispensable en este tipo de juegos: la ambientación. Así que hacedme el favor de leer las cosas cuando vayáis a jugar.
Otro de los puntos a favor de este gran juego es que para ganar tenemos que resolver tres cartas de misterio elegidas al azar. No es que haya que hacer muchas cosas distintas de una a otra, pero le da mucha “vidilla” a la partida. Si a esto le sumamos los distintos primigenios, personajes y encuentros, tenemos un juego que cambia totalmente de una partida a otra.
Pero no todo son cosas buenas, también hay malas.
Lo primero, es que es un juego difícil de ganar, pero de los de levantarte de la mesa y prenderle fuego. Para unos puede ser divertido y para otros no tanto. A mi me encantan los difíciles, pero reconozco que éste me llega a desesperar, porque sentarte a la mesa y estar dos horas y media, aproximadamente, dando vueltas por el tablero como pollo sin cabeza, se me hace un poco duro.
Y a raíz de la dificultad del juego viene otro de los problemas. Los personajes mueren con una facilidad pasmosa y pueden pasar varios por tus manos durante la partida, con lo cual no sientes ningún apego por ellos y los usas como simples peones.
También hay una regla por ahí que no es de nuestro agrado y que, además, solemos olvidar. Durante la lucha con los monstruos sólo se puede utilizar un objeto de cada tipo, es decir, que no puedes utilizar dos pistolas, porque son dos armas, pero sí un arma y un hechizo. No entendemos muy bien esto, que aunque puedas utiliza el “poder secundario” de todas ella, no puedas disparar con dos pistolas.
Pero el mayor punto negro de este juego no está en sus mecánicas, si no en las pocas cartas que trae. Y es que estamos un poco hasta las narices de “perder nuestro pasaporte en Sidney”. Se leen muchísimas cartas durante la partida y la cantidad que trae de todos los mazos en insuficiente, con lo que en pocas partidas habrás “quemado” todas la cartas. Todo esto se soluciona con la expansión Saber Olvidado que aumenta considerablemente todos los mazos, pero los que nos compramos el juego cuando salió, hemos tenido que esperar casi un año a que llegara. Si esta expansión hubiera sido incluida en el juego, aunque este fuese más caro, se habrían ahorrado todas las críticas que han recibido por ello.

eldritch horror cthulhu
Cthulhu despierta de su letargo en Eldritch Horror

Y ahora vamos con el gran duelo Eldritch Horror vs. Arkham Horror.
Eldritch Horror bebe directamente de Arkham Horror. Lo han metido en la refinadora, han simplificado sus mecánicas, las han pulido, han tematizado más la historia y le han pegado un lavado de cara. Han logrado un juego mucho más accesible y eso es de agradecer, ya que para nosotros, Arkham Horror, ha sido uno de los mayores partos que hemos tenido para empezar a jugar (seguido muy de cerca de Mage Knight). También el hecho de tener diferentes misiones y no dedicarse sólo ha cerrar portales le da más variedad y, como no, el hecho de que tematizar las cartas con el primigenio en cuestión es un puntazo. Pero, ¿es mejor juego?, para nosotros no.
El punto fuerte de Arkham Horror es su ambientación, opresiva, malsana. Hablas con sus habitantes, a cual más raro, vas a sus tiendas, compras cosas, sientes la presión cuando el pueblo se llena de monstruos que te acechan y que tu personaje, al que llevas toda partida tratando de equipar, no va a aguantar mucho más. Miras la hoja del primigenio y ves cómo va orquestando todo para acabar con el mundo y reírse de ti. Marta y yo siempre decimos que Arkham está vivo y que depende de él que tengamos, o no, una buena partida.
En Eldritch Horror toda esta magia se pierde bastante. Moverte por el mundo le quita todo ese ambientillo tétrico y, como no vas a una localización exacta, no te vas a encontrar con Velma en el restaurante o con el padre Michael en la iglesia. Han quitado el dinero, con lo que las compras se limitan a ver si tienes suerte con los dados. Los monstruos en el tablero no suponen, en principio, una gran amenaza, así como los portales abiertos. Y sobre todo, le han quitado el protagonismo a los personajes, conoces poco de ellos y te de un poco igual lo que les pase. En Arkham Horror, todavía recordamos una maravillosa partida donde la hermana Mary, perdió su crucifijo, su agua bendita, se compró una escopeta, empezó a limpiar el pueblo de monstruos y se hizo comisaria ¡toma ya!.
Resumiendo, que menuda chapa estoy soltado. Eldritch Horror es un gran juego de mesa colaborativo que nos encanta y del que esperamos que salgan más expansiones para ampliar su rejugabilidad y mejorar la experiencia. Pierde comparado con Arkham Horror, pero es cierto que éste tiene ya muchos años y muchas expansiones y Eldritch Horror está en pañales. Así que el tiempo dirá, mientras tanto:

Desde el 221B recomendamos Eldritch Horror

 

Eldritch Horror, vídeos relacionados:

 

 

 

Si te ha gustado esta crítica, compártela 🙂

Port Relacionados

% Comentarios (12)

Estupenda crítica y valoración, estoy de acuerdo en todo lo que comentáis, para mi es un juegazo con mayúsculas, siento no poder compararlo con Arkham Horror pues no he tenido el placer de conocerlo, pero Eldritch Horror nos encanta y desespera a partes iguales.
La expansión Saber Olvidado es de compra obligada por el hecho que expones de que algunos mazos de cartas (sobretodo los misterios) venían un poco escasos en el juego base (esto es un negocio). Con Las Montañas de la Locura y sus nuevas reglas y cartas, seguro que sigue mejorando.
Y un saludo antes de volver a quedar perdido en el tiempo y el espacio (otra vez).

Gracias Draco. Es muy buen juego que esperamos vayan ampliando. En breve comentaremos “Las Montañas de la Locura” y viene otra expansión de camino en caja pequeña “Strange Remnants”
Te recomendamos que pruebes también Arkham Horror 😉

No puedo estar más de acuerdo con vuestro análisis y crítica. Voy a tener que planear un viaje a Madrid solo para jugar con vosotros. Larga vida a Arkham Horror

Estaremos encantados de matar primigenios contigo. Larga vida a Arkham. 🙂
Un saludo

muy buen analisis y muy buenos videos.
queria haceros una pregunta vereis tengo arkhan al completo, con todas sus expansiones, y lo jugamos bastante, esta en el top 3 de juegos para nosotros, la pregunta es me recomendais pillarme eldricht o es tan parecido a arkhan que terminara coguiendo polvo en la estanteria?

Hola Juan Manuel, muchas gracias por tu comentario ^___^
Nosotros también tenemos el Arkham completo y es nuestro juego favorito, pero Eldritch no está cogiendo polvo en la estantería. Aunque es inevitable compararlo con Arkham porque está basado en él, al final es un juego diferente que sucede en el mismo universo: personajes, monstruos… Lo sacamos a la mesa a menudo y ahora con las expansiones mejora bastante. Para el año que viene tendremos otra en caja pequeña y otra en caja grande 😉
Lo que te recomendamos, si tienes la oportunidad, es que lo pruebes antes de comprarlo, y así puedas decidir sobre seguro.
Un saludo.

ok, lo intentare aunque por mi zona es dificil, gracias por responder

Hola, quería primero felicitarlos por la forma concreta y clara en la que explican el funcionamiento de los juegos con sus notas de humor y sin olvidar un análisis personal sobre los mismo. Yo empecé a meterme en el mundillo de los juegos de mesa este año, por lo que ente los juegos que fui comprando está el Eldritch Horror, juego que en el momento de abrir la caja me impacto y me gustó mucho jugarlo, por el momento en solitario, adquirí la expansión de saber olvidado y estoy en la espera de que me llegue la tercera expansión, ahora bien mi duda fue siempre con el Arkham el cual preferí esperar ya que todos los pintaban más complejo. Según Uds., si me decidiera cómprar solo la caja básica, es más completa que el del eldricht? Y en el caso de querer adquirir algunas de sus expansiones cual me recomendaría como esenciales para el juego?
Un saludo muy grande!!

Hola Pablo,
El debate que se ha generado alrededor de Arkham vs Eldritch es muy grande y al final tampoco se llega a ninguna conclusión porque va todo en gustos. A nosotros nos gusta más Arkham, nos parece un juego más completo y más inmersivo y además ya tiene todas sus expansiones en el mercado, aunque es verdad que alguna es más complicada de conseguir que otra.
Es cierto que la caja de Arkham trae más cosas que la de Eldritch: más investigadores, más primigenios… Pero verás que al final te pide expansiones. Te recomendamos que empieces por “El horror de Dunwich”, que añade otro tablero, más investigadores, más primigenios y las cartas de Herida y Locura.
También tienes expansiones en cajas pequeñas, y de esas te recomendamos “El que acecha en el umbral” que mete unas mecánicas que están muy bien.
Esperamos haberte ayudado y que te animes con el Arkham, que es un juegazo.
Muchas gracias por tu comentario, un saludo enorme.

Muchas Gracias. Valoro mucho su opinión veré de adquirir primero el básico y voy a estar atento a las reimpresiones de esas expansiones. Saludos!!

Josep Martín Villacreces

Es un juego que adoro y odio a partes iguales. Me explico, el diseño, la ambientación, ilustraciones y textos fantasticos!…. pero que se resuelva con el factor suerte de una forma tan tremenda…(con 5 o 6 en los resultados) sin modificadores en la tirada (eso si no tienes el estado maldecido, que sólo tienes exito sacando 6 en el dado), pues eso de pegarle fuego a la mesa. Lo peor es que si fallas recibes daño, si o si en muchas ocasiones…
Muy fustrante, creo que el factor suerte es demasiado alto y uno llega a tener la sensación de no tener absolutamente ningún control. Una tabla de tiradas aplicando modificadores por experiencia seria lo suyo…

Hola Josep!. Sí es un juego con un factor suerte bastante pronunciado, ya que, absolutamente todo se resuelve con tiradas de dados. El juego de lo que trata es de reducir las probabilidades de fallo añadiendo modificadores mediante objetos y demás, y aún así nada te salva de la tirada de mierda de turno XD. Con todo, un juego muy disfrutable.
Gracias por comentar 🙂
Un saludo

Leave a comment

Uso de cookies

Utilizamos cookies de terceros para el análisis anónimo de la navegación. Si continúas navegando, aceptas el uso de cookies. Más información sobre cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies