Estudio en Esmeralda (2ª edición): Reseña

En Estudio en Esmeralda, un juego de mesa publicado por masqueoca seremos de una de las bandas que luchan en Londres, a finales del siglo XIV, por la hegemonía de los primigenios o por un mundo libre de Cthulhu y companía. Construcción de mazos, mayorías, roles ocultos, colocación de trabajadores,… lo tiene todo. Ahora bien, ¿nos ha gustado?, la verdad es que no mucho.
Lo primero que nos llamó la atención del juego es su temática, basada en el relato de Neil Gaiman, así que cuando nos enteramos qué tipo de mecánicas tenía la cosa nos puso un poco sobre alerta y es que, la construcción de mazos, salvo excepciones, no es lo que más nos guste en este mundo, pero dijimos “hay que probarlo porque combinar Cthulhu y Sherlock en un mismo juego no puede ser malo“. Y aquí viene la palabra que mejor define para nosotros este juego: decepción.
Decepción porque quizás buscamos en el juego un Arkham Horror o un Mansiones de la Locura y no es así, pero el problema que le vemos es que la temática del juego es completamente anecdótica y podría haber sido cualquier otra. Así que no busquéis un juego temático narrativo, porque no lo es.
En cuanto a las reglas, el juego es más sencillo de lo que pueda parecer en el manual, una de la mayores castañas que hemos leído, y encima con erratas en los ejemplos. Lo más complicado de entender (aparte del sistema de puntuación) es qué consecuencias tiene y qué estrategia has de seguir al pertenecer a uno u otro bando. La primera partida es un “a ver qué pasa” y no te queda claro qué supone ser lealista (o restauracionista) hasta el momento de la puntuación final. Una vez entendido todo esto, las siguientes partidas ya tienes más claro qué estrategia seguir.
Estudio en Esmeralda a 2 jugadores no funciona muy bien. La mecánica de las mayorías para conseguir una carta de una ciudad no tiene mucha “miga” y tampoco el tema de los roles ocultos. El número ideal es a 4 ó 5 que es cuando aumenta la competitividad. El asunto de mezclar tantas mecánicas, es que alguna se tiene que resentir y aquí le ha tocado al tema de los roles ocultos. Te da un poco igual quien pertenezca a un bando u a otro, como al final sólo hay un ganador te preocupas más de conseguir puntos para ti que de intentar engañar al resto de jugadores para que crean que eres de otro bando, total, al final de la partida te van a penalizar por los puntos obtenidos de bando contrario y por pertenecer al bando perdedor. Así que no puedes farolear mucho.
Así que no es un juego que podamos recomendar, no porque sea un mal juego, sino porque nos esperábamos otra cosa muy distinta de la que nos hemos encontrado y con un sistema de juego que nos gusta demasiado. Si a vosotros este tipo de mecánicas os gustan, puede que encaje bien en vuestro grupo de juego.

Desde 221B no os recomendamos Estudio en Esmeralda (2º edición)

 

Estudio en Esmeralda, vídeos relacionados:

 

 

Si te ha gustado esta reseña, compártela 🙂

Port Relacionados

% Comentarios (2)

Hola.
Al parecer esta segunda edición es una versión cortada y capada de la primera edición, que es mucho más densa, al parecer, que esta.
Por eso es tan flojito, todo el mundo se deshace de él jejejeje.
Saludos, majos.

Hola Jesús! Sí, es una edición light de la primera edición. No le haremos ascos si tenemos la oportunidad de probarla, pero tampoco es que tengamos unas ganas locas de jugarla XD.
Un saludo y gracias por comentar 🙂

Leave a comment

Uso de cookies

Utilizamos cookies de terceros para el análisis anónimo de la navegación. Si continúas navegando, aceptas el uso de cookies. Más información sobre cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies