Fresco – De qué va. Manos a la obra

Vamos a contaros de qué va Fresco, un juego de mesa de 2 a 4 jugadores en el que deberemos ser el mejor de los pintores que ilustren el fresco de una catedral por encargo del obispo.
Fresco nos plantea un eurogame de colocación de trabajadores en el que cada jugador cuenta con con tres meeples de pintores y 5 ayudantes para realizar sus acciones. Nuestro objetivo es conseguir dinero con el que compraremos pintura para pintar las losetas que componen el fresco de la catedral. Cada loseta que pintemos nos otorgará puntos de victoria y, como habréis adivinado, el que más tenga ganará la partida.
El tablero de fresco se componen de seis  zonas: La hospedería, el mercado, la catedral, el estudio, el taller y el teatro. Al comienzo de cada ronda el jugador con menor puntuación elegirá en la hospedería a qué hora van a levantarse sus ayudantes; cuanto más temprano antes irá a los lugares a realizar acciones pero más caro comprará en el mercado y más infelices estarán sus ayudantes. La felicidad de los ayudantes se medirá en el teatro, en el que si si llegamos a los valores más altos ganaremos un ayudante más (una acción más) por el contrario, si llegamos a los mínimos, perderemos uno de ellos.
La hora de levantarnos decidirá el orden en el que los jugadores realizarán sus acciones en cada uno de los lugares. Los jugadores marcarán en su tablero qué acciones a cuantos ayudantes mandarán a cada uno de los lugares. En el mercado, por cada ayudante enviado compraremos fichas que equivalen a cubos de colores, que pagaremos al precio indicado en la hospedería. Un jugador que compra en un determinado puesto, lo cerrará, así que el siguiente jugador en levantarse ya no podrá ir a ese puesto a comprar.
En la catedral los jugadores podrán pintar por cada ayudante enviado una loseta del fresco pagando los cubos de colores correspondientes y recibir automáticamente los puntos de victoria correspondientes. Además, la figura de obispo estará vigilando, si pintamos una loseta adyacente a él ganaremos dos puntos adicionales y si pintamos justa en la que se encuentre, 3 puntos de victoria adicionales . Podremos pagar antes de realizar acciones al obispo para moverlo un espacio adyacente y así intentar arañar los preciados puntos de victoria. Además, en la catedral podemos pintar el altar gastando los cubos de colores indicados para conseguir más puntos. Ésta opción es la más idonea en la última ronda para gastar los cubitos que ya no vamos a poder utilizar.
Al estudio mandaremos a nuestros ayudantes a conseguir 3 táleros por cada uno y al taller para poder realizar dos mezclas por cada ayudante (por ejemplo,  cambiando un cubo rojo y uno amarillo para conseguir un cubo naranja). Y por último en el teatro podremos subir la felicidad de nuestros pintores.
Así jugaremos ronda tras ronda hasta que queden 6 losetas o menos en el fresco, donde se jugará una ronda más en el que los jugadores intentarán arañar los últimos puntos de victoria.

Para conocer con detalle las reglas de Fresco, os dejamos en la parte de arriba el vídeo con la explicación

En futuros vídeos os hablaremos de cada unoa de los módulos de expansión que trae esta edición Big Box de Fresco.
Aquí os enseñamos los componentes que trae el juego.

Si te ha gustado el vídeo, compártelo 😉

Port Relacionados

Leave a comment

Uso de cookies

Utilizamos cookies de terceros para el análisis anónimo de la navegación. Si continúas navegando, aceptas el uso de cookies. Más información sobre cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies