Jugamos a Dojo Kun

Hacía mucho tiempo que no acudíamos a una partida en Cuarto de Juegos. Y aprovechando que tenía una mañana de viernes libre (Marta no, la pobre curraba) me acerqué a echar un Dojo Kun con el tito Mike y con Gabi (del blog Cesta de Patos).
Dojo Kun, (Ediciones Primigenio) es un juego de mesa de 1 a 4 jugadores donde llevamos un dojo y tenemos que hacer que sea el más rumbero de todo Japón. Compraremos máquinas de ejercicio, ampliaremos la escuela, contrataremos luchadores y, sobre todo, les entrenaremos para inscribirlos en el campeonato de lucha.
dojo kun
El juego tiene un fuerte componente de “colocación de trabajadores“, es decir, que llevamos a nuestros luchadores y a nuestro sensei a diferentes localizaciones para conseguir cosas (las máquinas de entrenamiento, mejoras de personaje, misiones, etc.) las cuales también nos darán puntos de victoria, y esa localización quedara inutilizada para el resto de jugadores durante el turno. Al final, nuestros luchadores se deberán enfrentar en el torneo para conseguir aún más puntos de victoria. Así durante dos rondas. Es curioso como, una vez empezado el torneo, toda la estrategia se va al garete y el juego se convierte en emocionantes duelos con tiradas de dados. Cuantas más habilidades y mejoras tengan tus luchadores, más dados tirarán y más ventajas pueden añadir al resultado. Ir pasando de rondas y ganar las finales nos otorgarán aún más puntos de victoria, sobre todo en el último torneo.
Y aquí es cuando viene lo que menos me gusta de este juego. El ganar o perder en un torneo no implica que seas el ganador o perdedor de la partida. Si has gestionado bien tu dojo, puede que hayas ganado los suficientes puntos de victoria como para permitirte la derrota en el campeonato. Y eso, bajo mi punto de vista, le resta emoción al juego. Lo suyo es que gane al final quien gane el torneo por llevar al luchador mejor preparado en el mejor dojo porque, para qué engañarnos, lo más divertido del juego es darse de leches con el de al lado en el torneo.
torneo dojo kun
Quitando ese pero y que creo que funciona mejor con cuatro jugadores, es un juego muy bonito (aunque esas fichas minúsculas de puntos de victoria no molan), rápido y muy divertido. Si buscáis un euro ligerito es una buena opción. No es el juego de mi vida, pero sí volvería a jugarlo encantado para volver a echarme unas risas. Y más en tan buena compañía. Gracias, como siempre, a Mike por dejarnos invadir su tienda.

Si te ha gustado esta reseña, compártela 😉

Port Relacionados

% Comentarios (4)

Un juego ligero y entretenido, me ha gustado bastante sobre todo a 4.
En cambio a mi me gusta que aunque no ganes el torneo puedas ganar la partida
Un saludo

En el fondo se trata de eso, de gestionar el Dojo, pero como que le quita algo de emoción el ganar el torneo ¿no?
Gracias por comentar 🙂
Un saludo

Pobre Marta, que daño está haciendo el trabajo a los juegos de mesa ;-))
Un juego muy interesante, gracias por la publicación.
Abrazos.

😀 Porque hay que pagarlos con algo que si no…
Me sorprendió alguna mecánica del juego cuando me las contó Javi, sobre todo los torneos.
¡Un abrazo! ^__^

Leave a comment

Uso de cookies

Utilizamos cookies de terceros para el análisis anónimo de la navegación. Si continúas navegando, aceptas el uso de cookies. Más información sobre cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies