Jugamos a Stone Age

Acabamos de probar Stone Age en Cuarto de juegos y la experiencia ha sido muy buena. Después de haber tenido un severo patinazo con Agrícola, ya que no nos gustó nada a ninguno, pensábamos que quizá los juegos de gestión de trabajadores y recursos no eran lo nuestro, pero Stone Age ha hecho que nos reconciliemos con ellos.
Es un juego de mesa competitivo, en el que tenemos que gestionar y desarrollar nuestro poblado para conseguir ganar más puntos de victoria que los demás. Para ello contaremos con 5 meeples que podrán reproducirse (en la choza del amor), fabricar herramientas, recolectar comida, conseguir recursos (madera, barro, piedra u oro), cazar o construir chozas.
Al principio parece todo un poco confuso pero, afortunadamente, nada más empezar el juego es fácil engancharse y no perder ni un turno. De repente todos los iconos de las fichas y de las cartas comienzan a cobrar sentido y en la segunda ronda ya estás pensando en tu estrategia y revisando la de las demás.

Revolution Slider Error: Slider with alias Jugamos-a-Stone-Age not found.
Maybe you mean: 'shop-general-page-animated' or 'shop-splash-page-1-animated' or 'shop-splash-page-2-animated' or 'about-us-page-1-animated' or 'about-us-page-2-animated' or 'business-02'

La frase qué más se escuchó a lo largo de la partida fue “qué asco de comida“, porque al final de cada turno has de alimentar a tu tribu, y si no tienen comida se te comerán una piedra o un leño y cuesta mucho hacerse con una piedra… O con un leño cuando tienes mala suerte con los dados como es nuestro caso. Es complicado porque para conseguir materias primas, o comida, no vale con mandar a un habitante a recolectar, en Stone Age tiras tantos dados como meeples tengas en la casilla y, según la dificultad en la recolección de esa materia, tendrás que dividir el resultado entre 2, 3, 4, 5 ¡o incluso 6!
Salvo la comida, los demás recursos te servirán para poder comprar cartas que darán beneficios inmediatamente (normalmente) y además ayudarán a sumar puntos al final de la partida. Por la experiencia que hemos tenido hoy, parece que las cartas son el quid de la cuestión y no hay que pasarlas por alto ni cogerlas al tuntún.
Jugando 4 la partida, ha durado más o menos 2 horas, pero al contrario que otros juegos en los que tienes que esperar tiempos infinitos a que te vuelva a tocar, Stone Age es ágil porque no tienes por qué colocar todos tus meeples al mismo tiempo.
Eso sí, como tengáis el día espeso tened a mano un amigo que sea un maquinita sumando y dividiendo, o en su defecto, una calculadora, para no tener que parar el juego en cada cálculo.
Gracias a Gonzalo de La gaceta de los tableros y a Raúl por jugar con nosotros y gracias especialmente a Michael de Cuarto de Juegos, por organizarla.
Grupo de juego del juego de mesa Stone Age
Lo sumamos a la larga lista de juegos que les mandaremos a los Reyes Magos.

Si te ha gustado esta noticia, compártela 🙂

Port Relacionados

Leave a comment

Uso de cookies

Utilizamos cookies de terceros para el análisis anónimo de la navegación. Si continúas navegando, aceptas el uso de cookies. Más información sobre cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies