Jugamos a Los Inseparables

Que te suene el despertador un sábado no es algo muy agradable, es peor un lunes, vale, pero sigue siendo desagradable. La cosa está que cuando te das cuenta de que ha sonado porque te tienes que ir a probar un juego, levantarse es muchísimo más llevadero. Esta vez íbamos a probar el juego de cartas de 2 a 5 jugadores Los Inseparables, de ludonova.

Cuando llegamos, Mike (si, Mike, el tito Mike, el de Cuarto de Juegos) ya lo tenía todo preparado y allí nos juntamos unos cuantos de la cuchipandi habitual, Raúl, Bea, Yoli y nosotros, así que el nombre de los inseparables nos venía que ni pintado.

¿Pero de qué va Los inseparables?

Los inseparables nos mete de lleno en la 1ª Guerra mundial, donde deberemos sobrevivir. Es un juego cooperativo, por lo que tenemos que planificar las jugadas entre todos. Cada jugador llevará un personaje que tendrá una habilidad especial (de un sólo uso). Tenemos dos mazos, uno de moral y otro de adversidad. Al comienzo de cada ronda, el jefe de misión (el jugador inicial) decide cuantas cartas repartirá a cada jugador. En su turno, cada uno deberá ir jugando una carta de su mano, colocándola boca arriba sobre la mesa y evitando que haya tres símbolos idénticos (noche, lluvia, silbato, bala, etc.), si coinciden los símbolos, perderemos la misión, transferiremos el mismo número de cartas que los jugadores tengan en sus manos, del mazo de moral al mazo de adversidad. Si se acaba el mazo de moral perdemos todos, si conseguimos acabar el mazo de adversidades, se acabará la guerra y habremos ganado. Puede que en nuestra mano tengamos cartas de herida que no se jugarán de manera normal, cuando tengamos que utilizar una de estas, la pondremos delate nuestra boca arriba. Estas heridas tiene efectos secundarios que nos complicarán aún más la cosa. Si un jugador acumula cuatro de ellas, la partida termina para todos.
carta-personaje
También cabe la posibilidad de replegarse. Si por cualquier motivo no podemos jugar las cartas de nuestra mano ( si no podemos o si no nos quedan cartas para jugar) podemos replegarnos y no jugaremos el resto de la ronda pero, tendremos que utilizar una de nuestras fichas de apoyo y decidir de manera oculta a qué jugador mandaremos nuestro apoyo. Cuando todos los jugadores estén replegados, el jugador con más votos podrá eliminar hasta dos cartas de herida o recuperar la habilidad especial de su personaje. Los jefes de misión, al final de la ronda recibirán una ficha de discurso, que podrán utilizar en su turno para que los demás jugadores eliminen de su mando una carta del tipo elegido por el jefe.
Lo más curioso es que los jugadores no pueden decir a los compañeros que tipo de cartas tienen en las manos, así que todos se planea en base a supuestos y afirmaciones “poco directas” de las cartas de cada uno. Es más, hay una carta de herida que te deja mudo y no puedes hablar durante toda la partida, ¡toma ya! El juego tiene unas reglas muy sencillas y es muy, muy cooperativo pero también muy, muy difícil. Cada partida es un reto y debes calcular al milímetro cada jugada. Perdimos las dos partidas (también cierta jugada del Sr, Raúl influyó bastante XD), pero es un juego que te deja con ganas de más.
Como a todo buen cooperativo, Marta y yo le teníamos ganas de hincarle el diente. Ya lo hemos dicho muchas veces, nos encanta sentarnos en una mesa y ponernos a planificar estrategias para salvarnos el culo los unos a los otros. Este juego lo probamos a cinco y funcionó estupendamente, lo que no sabemos es qué tal resultará con dos jugadores. Divertido, rápido, (sí Mike, “ligerito”) y con la dificultad elevada para que cada partida suponga un reto.
Y aquí están los inseparables del día:
familia-inseparables
Gracias Mike por dejarnos invadir tu tienda

Si te ha gustado esta entrada, compártela 🙂

Port Relacionados

% Comentarios (2)

El juego mola, y las ilustraciones me parecen chulísimas, además ya está en preparación la primera expansión: At your Orders, que añaden nuevas cartas, modo solitario, nuevas reglas y misiones con varios tipos de dificultad…pintaza 🙂
No lo hemos probado a dos, pero dicen que funciona bien, añadiendo un “jugador fantasma”
PD: No tengo la culpa si la gente esconde sus heridas y traumas para que los demás no las vean ;), y sabotear la partida….tur….tuu…turuu…
Un saludo Majos.

Al final habrá que pillarse el juego. Esa expansión no pinta nada mal si es verdad que le va a dar más variedad al asunto puede estar muy bien.
Mike dice que a dos jugadores pierde un poco.
Un abrazo ?

Leave a comment

Uso de cookies

Utilizamos cookies de terceros para el análisis anónimo de la navegación. Si continúas navegando, aceptas el uso de cookies. Más información sobre cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies