Jugamos a Quadropolis

Hacía mucho que no comentábamos un juego en esta sección, y como es habitual probamos el juego en Cuarto de juegos. Esta vez le tocó el turno a Quadropolis, publicado en España por Edge.
Quadropolis es un juego de mesa de 2 a 4 jugadores en el que tomaremos el papel de un alcalde que debe levantar una ciudad próspera. Para ello contamos con arquitectos a los que mandaremos construir nuestra ciudad de la mejor manera posible y así ganar la partida con el mayo número de puntos de victoria.
Cada jugador tendrá un tablero de 16 casillas (4×4) que representa su ciudad y 4 estupendos arquitectos (marcados del 1 al 4) que trabajarán para levantarla. Mandaremos a nuestros arquitectos a construir los edificios al tablero central que consta de 20 casillas (5×4) y en el que se pondrán las diferentes estructuras: puertos, parques, edificios, centros comerciales…. Los colocaremos en la fila y columna que queramos y cogeremos la estructura correspondiente a tantos espacios como número tenga nuestro arquitecto. No puede haber otro arquitecto en la misma posición que el nuestro y, cuando recojamos la loseta, colocaremos la figura del urbanista (el peón negro) que bloqueará al siguiente jugador esa fila y columna. La loseta la ponemos en nuestra ciudad en la fila o columna marcada con el número de nuestro arquitecto.
Tablero central del juego de mesa Quadropolis
Cada estructura nos podrá proporcionar recursos: energía o población, que gastaremos en activar las losetas colocadas en nuestro tablero de jugador. Si no cubrimos esos recursos requeridos, la loseta no estará activada y será como si no hubiéramos puesto nada, ocupará un espacio muy valioso sin sumar ningún punto de victoria, pero cuidado, porque el exceso de producción de recursos nos restarán puntos al final de la partida.
Luego, la forma en que hayamos combinado los edificios nos harán obtener combos que aumentarán nuestros puntos de victoria. Los edificios puntúan cuando más altos sean, los parques puntúan cuantos más edificios tengan adyacentes, etc., …Y así durante cuatro rondas donde se colocarán nuevas estructuras en el tablero central. Parece muy complicado así contado del tirón, pero realmente el juego tiene unas normas muy sencillas y se entiende todo perfectamente de forma rápida.
Eso sí, esto es la versión básica que para empezar está muy bien, pero luego tenemos el modo experto, que aumenta la rejilla de nuestro tablero de ciudad (5×5), añade un arquitecto más y nuevas estructuras que construir y combinar (parques infantiles, monumentos y edificios de oficinas).
Detalle de tablero de jugador de Quadropolis con meeples transparentes
Quadropolis tiene unas reglas sencillas, unos materiales muy bonitos, (aunque los tableros de ciudad son demasiado delgaduchos), una escalabilidad estupenda (no lo hemos probado a dos, pero nos han contado que funciona muy bien) y, sobre todo, hay que darle mucho al coco a la hora de colocar edificios. Especialmente destacable la versión experto que mejora mucho el juego y lo hace más rejugable.
Nosotros somos más de sacar las miniaturas, mil cartas, dados y ponernos a repartir leña a todo lo que se menea, pero una partidilla a algo rápido, de quemar neuronas, no viene mal de vez en cuando y para eso, Quadropolis, está genial.
Gracias como siempre a Mike por dejarnos invadir su tienda, y a Preacher y Mauri por compartir partida 😉

Port Relacionados

Leave a comment

Uso de cookies

Utilizamos cookies de terceros para el análisis anónimo de la navegación. Si continúas navegando, aceptas el uso de cookies. Más información sobre cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies